5 cosas que tienes que tener en cuenta antes de montar un comercio físico

    noviembre 23, 2018
    El programa Explorer busca a 20 jóvenes alaveses para ayudarles con sus ideas
    noviembre 16, 2018
    Ayudas para emprender en Álava (I): Viabilidad
    noviembre 27, 2018

    Si te has dado una vuelta por internet estos últimos días seguro que has visto alguno de los millones de anuncios y ofertas con motivo del Black Friday. Los grandes e-commerce y las empresas de paquetería no sólo han calentado motores, si no que están más que preparados para hacer su particular agosto. Con este panorama no es difícil pensar que las grandes oportunidades de emprendimiento están en el mundo digital, sin embargo, el comercio físico todavía tiene mucho que decir.

    Si estás pensando en emprender y montar tu propio comercio físico, aquí tienes 5 cosas que tienes que tener en cuenta:

    Cuida la relación con el cliente

    Puede parecer obvio, pero cuidar a los clientes es esencial. Todo empieza por un trato correcto, ni cariñoso ni borde.Hay clientes que sólo quieren entrar, mirar y, si encuentran algo que les gusta, pagar.

    Aunque también los hay que buscan una mayor interacción y buscan que el dependiente les recomiende otros productos (si escogen un pantalón, que les sugieran una camisa a juego, por ejemplo) o les de consejos sobre cómo cuidar de ellos o utilizarlos. Saber como tratar a cada persona y conocer sus necesidades es básico en cualquier comercio físico.

    Ofrece algo más

    Además del número de clientes, el éxito de cualquier negocio está en el precio medio de venta. Si bien es difícil incrementar los márgenes con la competencia de hoy en día, hay formas de ganar más dinero con cada cliente o fidelizarlos para que vuelvan a comprar.

    Una de ellas es ofrecer servicios relacionados con los productos que se vendan. Por ejemplo, si tu idea es montar una tienda de bicicletas no sólo puedes ofrecer accesorios como un casco, también puedes contar con un servicio de mantenimiento y reparaciones.

    Esta estrategia también te puede ayudar a diferenciarte del resto de la competencia y ofrecer una propuesta de valor más interesante que la de otros pequeños comercios o cadenas.

    Cuida tu presencia online

    Hoy en día cuando necesitamos cualquier cosa lo primero que hacemos es desbloquear nuestro teléfono y buscar en Google. Si tu negocio no aparece en internet no va a existir para una inmensa cantidad de clientes potenciales.

    Si no vas a publicar de manera regular no hace falta que tengas perfiles en redes sociales, pero si es recomendable contar con una página web a modo de tarjeta de presentación y, sobre todo, aparecer en Google My Business y otros directorios relevantes relacionados con la actividad de tu comercio: Foursquare, Yelp, TripAdvisor…

    Sé omnicanal

    Hoy en día los consumidores están acostumbrados a tener lo que quieran, cuando quieran y cómo quieran. Es difícil que un pequeño comercio pueda ofrecer los servicios y facilidades de gigantes como Amazon o Inditex pero eso no quiere decir que no se puedan poner todo tipo de facilidades a los clientes.

    Permite hacer pedidos y reservas desde el teléfono con un e-commerce o mediante WhatsApp Business. Ofrece la posibilidad de enviar el producto a la casa o lugar de trabajo del cliente. Haz lo posible para ofrecer la comodidad de la compra online con la cercanía y atención que caracterizan al pequeño comercio.

    Informate de las ayudas

    Por último, aunque no por ello menos importante, infórmate sobre todas las ayudas que ofrecen los distintos agentes e instituciones a los emprendedores que quieran montar un comercio físico.

    En la sección de ayudas de Álava Emprende puedes encontrar alguna de ellas, pero no son las únicas. También hay agentes como la Cámara de Comercio de Álava que, por ejemplo, cuentan con un servicio de Transmisión Empresarial que conecta a comerciantes que quieren transferir su negocio con emprendedores.