Noticias

    En marcha Metxa Bootcamp, un espacio para dar forma a ideas de negocio y retos empresariales
    septiembre 13, 2018
    Presentada la web www.araba40.eus con el objetivo de convertirse en referencia de la industria digital en Álava
    septiembre 24, 2018

    “Desarrollar y comercializar un videojuego es difícil, pero no imposible”

    En julio comenzó en Vitoria-Gasteiz una iniciativa pionera a nivel mundial relacionada con el mundo de los videojuegos. Seis equipos de 4 países diferentes participan en un Campus de tres meses de duración en el que de mano de mentores de primer nivel mundial tienen la oportunidad de desarrollar sus juegos free-to-play (F2P) desde una perspectiva holística: programación, desarrollo, marketing, modelo de negocio, diseño gráfico, accesibilidad….

    Hemos entrevistado a Jon Beltrán de Heredia, Director Técnico del Campus, para que nos explique en qué consiste exactamente y cuales son las oportunidades para emprender en el mundo F2P.

    ¿Qué es un videojuego free-to-play (F2P)?

    Un videojuego free-to-play es un juego que puedes descargarte y jugar de manera gratuita. En los últimos años es el modelo de negocio que más se ha extendido y es el que utilizan los juegos más exitosos. Candy Crush, Clash of Clans o Fornite son totalmente gratuitos.

    Lo que hacen estos juegos para tener facturación es venderte cosas dentro del juego. Una pequeña parte de los jugadores están tan motivados que gastan dinero en esos objetos virtuales. Pueden ser vidas, armas, trajes… Y de esa gente que gasta es de donde se genera la facturación.

    Lo que ocurre es que al ser gratis llegan a muchísima más gente de lo que lo harían si fuesen de pago. Con lo cual puedes tener juegos como Candy Crush que tienen 100.000.000 de usuarios activos. 100 millones de personas en todo el mundo abren el juego y se echan sus partidas todos los días. Igual sólo gastan dinero entre un 1%-3% del total pero los que gastan pueden gastar más de lo que tradicionalmente gastaban en comprar un juego.

    Entonces cuando se han publicado algunos datos de las facturaciones (no es algo habitual) ves que algunos títulos generan 5 millones de euros al día.

    ¿Cómo surgió la idea de crear el F2P Campus en Vitoria-Gasteiz?

    Las instituciones querían intentar fomentar el desarrollo de videojuegos a nivel de Vitoria-Gasteiz, Álava y Euskadi y nos llamaron para preguntarnos qué creíamos que se podía hacer. Buscamos algo que pudiera ser interesante de cara a la industria. No solo a nivel local por que hay muy poquito si no algo relevante para que a la gente de la industria les interese acudir sea donde sea.

    Es una idea bastante especial, mires dónde mires no vas a encontrar otro campus como este donde los equipos puedan pasar tres meses y estar asesorados por los mejores expertos de la industria. Por un lado tenemos equipos con proyectos muy interesantes y por el otro hemos contado con la ayuda de expertos internacionales.

    ¿Qué oportunidades ofrece el sector para personas que quieran emprender en el mismo?

    La industria del videojuego es un sector muy grande ahora mismo. Está facturando alrededor de 120.000 millones de euros al años y está creciendo a un ritmo por encima del 10% al año con lo cual hay muchísima actividad económica.

    Una forma clara de emprender es desarrollar un videojuego e intentar comercializarlo. Es un reto, no es fácil pero es posible y hay equipos que lo están consiguiendo. Hace falta dedicarle muchísimo trabajo, hace falta ciertas habilidades como saber programar, ser capaz de hacer el arte… Y luego hay que aprender cómo funciona el mercado para poder sacarle partido a ello.

    Entre las personas que deciden crear un videojuego F2P, ¿cual es el perfil profesional más habitual?

    Hacer un videojuego requiere trabajo de todo tipo de disciplinas. Lleva una parte de programación muy fuerte donde hay que tener conocimientos de tecnología; lleva una parte de arte donde hay que dibujar, hacer texturas, modelar en 3D y animar; también hace falta personas que diseñen el juego y conciban las reglas, la historia, los personajes, la ambientación… para que luego resulte divertido y enganche. Estas son las tres áreas principales y como ves son especialidades muy distintas.

    Luego también siempre hace falta un músico, alguien que haga los efectos de sonido. Puede hacer falta un guionista si el juego tiene un componente fuerte de historia. Hace falta gente que se preocupe del control calidad (QA) y pruebe el juego. Hace falta expertos en análisis de datos para recogerlos, saber qué es lo que está pasando y tomar decisiones.

    Al final para desarrollar un videojuego necesitas perfiles de muchas áreas y en algunos casos los equipos pueden ser tan grandes que cuentan con profesionales especializados en un apartado muy concreto.

    ¿Qué oportunidades ofrecen Vitoria y Álava para emprender en el campo de los videojuegos en general y del F2P en particular?

    Por lo que yo sé, en la zona de Euskadi, y Álava en concreto, las instituciones cuentan con bastantes ayudas para gente que está intentando arrancar una empresa de cualquier sector tecnológico. Entonces si alguien va a hacer algo así tendrá que ir a informarse de en qué consisten y qué requisitos tienen.

    A nivel de videojuegos en el F2PCampus hemos tenido charlas gratuitas de los mayores expertos del sector. Ahí puede asistir cualquiera y se han compartido información muy valiosa que no es fácil encontrar en otros sitios. Si pueden asistir a las charlas públicas es un sitio estupendo donde aprender, donde contactar con ponentes que vienen desde países tan lejanos como Corea del Sur, China, Suecia, Estados Unidos…

    Y si el año que viene se repite el F2PCampus, que todavía no lo sabemos, volverá a ser un verano donde ver como es la industria del videojuego free-to-play teniéndola aquí en casa.